Etiopía: el otro hijo de África

“Están 8 años atrasados”. Esa fue una de las primeras frases que me llegó de golpe. La Andi, mi amiga con la fuimos voluntarias en Kenia por un año, llevaba alrededor de un mes en Etiopía junto a una amiga de ella.

Etiopía funciona con el calendario juliano, por lo tanto están ocho años atrasados con respecto a nosotros en el occidente; y con todo eso, pareciera que viven en la década de los 50’. El año tiene 13 meses (el treceavo mes tiene unos 8 días) y, curiosamente, empieza el 11 de septiembre. El día comienza a las 7 de la mañana, por lo tanto, a las 7 son la 1; esto significa que cuando posas tus ojos sobre cualquier reloj (que no le pertenezca a un turista) y marca las 3, en realidad son las 10 de la mañana. El idioma oficial es el amárico que se escribe muy diferente de nuestro alfabeto (de hecho es totalmente diferente) y tiene 7 vocales por eso algunos lugares podemos pronunciarlos de diferentes formas, como Bahir dar o Bahar dar, que son lo mismo; en las zonas urbanizadas y turísticas también se manejan con el inglés.

Para obtener la visa (lo que a muchos les interesaría saber cuando lean esto), los chilenos tenemos que hacerlo a través de la embajada de Etiopía en Washington o Londres. afortunadamente teníamos contactos en la embajada de Chile en Kenia (cuando la quisimos sacar estábamos en Kenia) así que no nos costó tanto.  La visa tiene un valor de 20 usd (hay que pagar en dólares) y dura un mes.

El turismo en etiopía se concentra en el norte, principalmente en la zona de Bahir dar (o bahar dar), Gondar y Lalibela, uno de los lugares más emblemáticos del país. Hacia el sur de Addis Ababa (la capital) pareciera que Etiopía ha sido dejada de lado por parte del Gobierno y, probablemente por escribir esto, jamás me dejarán entrar de nuevo (al enterarse de que soy periodista me prohibieron escribir acerca de su país a menos de que tuviera un permiso especial; les dije que era turista pero en el fondo, sabía que terminaría escribiendo de ellos en Mi Casa es el Mundo).

Estar en Etiopía es barato; un hotel (es raro encontrar hostales) cuesta, en promedio, 15 usd por persona en una pieza privada (siempre y cuando no decidan quedarse en el fancy hotel de la zona). La comida no es muy buena, hay de todos los tipos de platos (ensaladas, pizzas, hamburguesas, pollo, etc.) pero siempre con el toque picante (nunca le falta el ají) y dependiendo del lugar (si es el hotel de turno o un restaurante barato en la ciudad que visiten) los precios están entre usd 2 y usd 10 por persona. Siempre había pensado en la comida etíope como un manjar para el paladar pero para ser honesta no cumplió con mis expectativas. La comida típica, la ingera, es una especie de panqueque hecho a base de maíz fermentado; si no eres un gran fanático de lo vinagroso esto no te va a gustar. A esa masa se le agregan diferentes verduras y carnes, todas bien picantes y extremadamente condimentadas. Todo se mezcla y te lo comes con la mano. Si pides “western” comida, trata de pedirla sin ají porque le agregan picante por montones (una vez confundí miles de millones de pedazos de ají verde con pimentón verde; al rato rogaba por unos cuantos vasos de agua).

Nunca dejas de conocer la cultura etíope. En África hay miles de tribus, razas, creencias y muchas se mezclan unas con otras (sólo en Kenia hay 42 tribus, cada una con su propio dialecto). En etiopía son cristianos ortodoxos, la raza es una mezcla entre árabes y negros, las mujeres son preciosas y los hombres, altos y flacos, como salidos de un libro de cuentos de los moros (aunque no tengan mucho que ver).

*Este post es una recuperación de la plataforma anterior.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s