Sucre: la Ciudad Blanca

Una de las ciudades que más me gustó estando en Bolivia fue Sucre. Probablemente es porque, cuando llegamos, contemplamos el amanecer y pudimos ver cómo, poco a poco, los colores se revelaban en esta ciudad tan blanca.

De cualquier forma creo que lo mejor que puedo hacer es comentarles algunas cosas y no sólo decirles dónde ir porque seguro eso lo encuentran en cualquier Lonely Planet.

Lo primero: alójate en algún hostal cerca de la plaza 25 de mayo donde encontrarás unos a buen precio y en pleno centro (menos de 20 dólares por persona en una habitación privada; no se usa mucho compartir, salvo algunas excepciones).

Las iglesias y otras construcciones: como buena ciudad colonial, es normal encontrarse con muchas iglesias que tienen más de 3 siglos, construcciones antiguas y, sin embargo, todo está cuidado o restaurado, la ciudad mantiene ese color blanco que la distingue y, si te subes a lo alto de alguna torre, puedes ver lo bien estructurada que está.

Ver el amanecer también tiene su gracia, aunque yo diría que eso en cualquier parte del mundo es así. Acá también cobra sentido.

El mercado: cuando viajas, uno de los lugares que hay que conocer son los mercados. Es en los mercados donde ves a la gente actuar en su jornada normal, es el diario vivir de muchos, es ahí donde encuentras la comida típica y barata que comen todos y, si bien no se ve todo apetitoso (hasta malos olores), es una experiencia que cualquier viajero debe tener. no importa si te agrada o no: es la experiencia de conocer algo nuevo y tan propio del lugar. el mercado central de sucre es conocido por la enorme cantidad de frutas y verduras que tiene.

¿Dónde ir de noche? Estuvimos en varios lugares pero dos nos gustaron más que otros: el café joyride se llena de gente y buena música pero trata de llegar temprano (antes de las 8 de la tarde) para agarrar puesto. Otro café estilo rock (con varias pinturas de músicos y personajes famosos) que está en la calle Nicolás Ortiz, a unos metros del Joyride. En esa misma calle te encuentras con varios bares y restoranes que funcionan hasta más tarde. los domingos es un poco muerto.

Los miradores: como les comenté, ver un amanecer o un atardecer en cualquier lugar del mundo es el imperdible. En Sucre esto lo deberían hacer en algún mirador como el de la recoleta. Otra opción es caminar hacia los cerros y quedarse ahí hasta que comience a atardecer y ver cómo van cambiando los colores de la ciudad.

Acá les dejo el link de un buen blog, escrito por viajeros que han escrito sus comentarios de distintos lugares a los que pueden ir sin necesidad de un guía (¡por favor, no usen guías turísticos!).

por último, sin importar dónde estés, perderse en la ciudad es clave para conocerla: puedes dar, sin quererlo, con lugares increíbles que no encontrarás en ninguna guía.

*Esta es una recuperación de la plataforma anterior.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s