Caleta Tortel: 7km de pura madera

Para quienes no conocen Caleta Tortel, es un poblado al sur de Chile de no más de 600 habitantes y lo más atractivo es precisamente el cómo está construido: sobre 7 kilómetros de pasarelas de madera. No hay autos, no hay bicicletas, no hay carretillas, sólo personas caminando y llevando a cuestas lo que sea que tengan que trasladar y, si eres un mochilero, ármate de valor para subir y bajar escaleras con tu mochila, por eso la recomendación es llevar lo justo y necesario (los que andan en auto normalmente hacen una mochila más chica con lo que van a necesitar y lo demás lo dejan en el auto).

En Caleta Tortel llueve 4 metros al año lo que hace de esta zona un lugar con mucha vegetación y, en verano, un tanto húmedo (pero gracias a eso vemos árboles, flores y muchos pájaros en esa época). La temperatura en verano es de unos 15 a 20 grados la máxima (todo va a depender de si está despejado o no), mientras que la mínima es de unos 5 grados (aunque la sensación térmica puede ser menor precisamente porque llueve mucho y corre harto viento).

Ahora, les daré algunos datos prácticos:

– Cómo llegar: desde Coyhaique no hay buses directos a menos que contraten un tour (que probablemente saldrá muy caro), así que en honor al bolsillo debes tomas un bus o hacer dedo hasta Cochrane y, desde Cochrane, toman un mini bus hasta Caleta Tortel. desde Coyhaique a Cochrane son entre 7 y 9 horas (están arreglando la Carretera Austral y el camino se corta en ciertos tramos, pero por períodos cortos de tiempo) y el pasaje cuesta $14.000 pesos chilenos (buses Sao Paulo). Desde Cochrane a Caleta Tortel salen mini buses todos los días a las 18.00 horas (6 de la tarde) y cuesta $7.000 pesos chilenos (al lado de donde te deja el bus desde Coyhaique se instalan los mini buses para llevarte a caleta tortel). Son entre 2 horas y media y 3 horas, así que sí o sí tendrán que quedarse una noche allá (si van en bus, obviamente). A la vuelta los mini buses salen a las 12 del día, por eso mi recomendación es que se queden al menos dos noches (si llegan en la noche y se van a la mañana siguiente no alcanzan a hacer nada!).

Es súper importante que cuenten con tiempo para andar por la Carretera Austral porque, como no está pavimentada (salvo tramos cortos), los tiempos de traslado pueden ser el doble de lo que normalmente demorarían en una carretera pavimentada, entonces si son 200 kilómetros el tiempo de traslado es de, aproximadamente, 4 horas. una vez que llegan a Caleta Tortel se bajan en el estacionamiento donde todos dejan sus autos por el tiempo que necesiten y luego siguen el camino a pie por las pasarelas (hay 3 entradas).

– Dónde alojar: Caleta Tortel ofrece alojamientos de todo tipo y para todos los gustos aunque en las páginas de Internet haya poca oferta la realidad estando allá es otra. hay mucha oferta, al menos la suficiente, desde $150.000 pesos chilenos la noche en el hotel Entre Hielos (el más caro) hasta el camping que cuesta cerca de $5.000. acampar es un poco duro allá porque llueve harto, así que es recomendable llevar una buena carpa y un buen saco de dormir. nosotros alojamos en un hostal que tiene 4 piezas, es pequeño pero acogedor y el dueño es un tipo muy buena onda, tortelino de nacimiento y que hace turismo hace varios años. Se llama Lázaro, cuenta con dos canopy que usa en los días “buenos” (cuando no hay viento ni lluvia) para llevar a quienes quieran a pasear por los brazos del baker. El hostal no tiene nombre ni página web porque es nuevo pero puedes llamar a Lázaro a su celular (+56 9) 6663 1002; el costo por persona es de $12.000 con un desayuno gigante incluido (huevos, tortillas hechas por el mismo lázaro, mermelada, manjar, té, café, etc.). Queda a unos 30 minutos caminando desde la entrada aunque es mejor que las indicaciones se las de él mismo ya que allá no hay nombres de calles.

– Qué hacer: el primer atractivo es el pueblo mismo, caminar y conocer, son varios kilómetros así que sólo para conocer Caleta Tortel puede ser una mañana o una tarde completa para fotografiar la flora, las pasarelas, el río y los cerros.

img_2472
Una de las cientos de pasarelas

Otro atractivo es la Isla de los Muertos, llamada así luego de que a principios del siglo xx murieran cerca de 120 obreros de la compañía explotadora del baker, por causas misteriosas (hay dos versiones, una es que murieron de escorbuto; la otra, que es en la que todos los tortelinos creen y que en realidad es más certera, que cuenta que la compañía los dejó morir lentamente de hambre en la isla porque estaban pidiendo mejores salarios. para más info,pincha aquí). La isla es patrimonio nacional y, por lo mismo, las tumbas cuyas cruces fueron hechas con madera de ciprés de las guaitecas, no han sufrido ningún cambio más que el paso del tiempo. Lo interesante (y lindo) es que la vegetación está comiéndose poco a poco las 56 tumbas que todavía están en pie (las demás se cree que se las llevó el río Baker con las crecidas que ha tenido en los últimos años). Para llegar a la isla de los muertos hay lanchas que salen cuando mejor estimes conveniente (eso lo puedes conversar con la persona que te llevará), el costo por lancha es de $60.000 pesos chilenos, por eso es bueno que vayan varias personas para dividirse el costo total (nosotros fuimos 4 y pagamos $15.000 cada uno). El paseo completo dura casi 3 horas y el horario de salida va a depender de cómo esté el clima y el río. Otro ítem importante es que vayan preparados para la lluvia y el barro porque la isla es muy húmeda y hay partes un tanto fangosas, así que se van a ensuciar y se van a embarrar con seguridad. De todas maneras, es un paseo que recomiendo 100% para conocer algo de la historia que envuelve a la isla y, sobre todo, para ver el paisaje de camino que es entre brazos del Baker, para ver flora y fauna que no verán en otros lugares del país.

Otro panorama y gratis, además de caminar por las pasarelas, es subir al cerro que va por detrás de Caleta Tortel (en realidad es el cerro en donde está construido) y llegar al mirador desde donde tendrán una vista privilegiada del Río Baker, varios de sus brazos y pura vegetación en su máxima expresión. Sólo puedo decirles que fue uno de mis favoritos en todo el viaje. en total son 2 horas y media a 3 horas de caminata.

– Dónde y qué comer: no hay muchos lugares baratos para ir a comer, lo más barato que encontramos fue una casa habilitada para dar almuerzos y cenas que se llama “El Rincón Patagón” (ojo que todo tiene la palabra “Patagonia” en los títulos, así que seguro hay más de un rincón patagón) y que costaba $5.000 el almuerzo más barato (una sopa de mariscos). En el mismo hostal donde nos quedamos, Lázaro nos hizo un delicioso almuerzo al llegar de la isla de los muertos, que consistía en una entrada de sopa de mariscos (que nos pudimos repetir), plato de fondo salmón con papas grilladas (las papas también nos las repetimos) y para picotear, las famosas tortillas de lázaro, por todo eso nos cobro casi a precio de costo ($6.000). Hay que considerar que Caleta Tortel está aislado entonces todo es más caro porque es escaso, así que la alternativa si no quieres gastar tanto, es comprar en los minimercados que hay en el mismo pueblo y llevar para cocinarte en donde te estés quedando (donde lázaro nosotros podíamos usar la cocina cuando quisiéramos) o llevar tu propia cocinilla (sobre todo si acampas).

*Esta es una recuperación de la plataforma anterior.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s