Nuestro primer “Canada Day”

El nombre Canadá viene de la palabra “kanata” que significa “asentamiento” o “villa” y es del lenguaje Iroquoian, propio de los indígenas de Norte América, en este caso de los que vivían a orillas del río Saint Lawrence.

Ese fue el párrafo cultural en el que introduzco a un país que nos ha recibido con los brazos abiertos y en el que, durante 6 meses, ha sido nuestro hogar. El fin de semana pasado, sábado 1 de julio, celebramos los 150 años de este hermoso país y lo celebramos en grande: primero nos juntamos con nuestros amigos en el Trinity Bellwoods Park y caminamos por una de mis avenidas favoritas en Toronto, Queen Street West, hasta el Nathan Phillips Square (donde está el signo de Toronto y el City Hall) en donde había música y otros shows en vivo. Luego de eso, caminamos hasta la CN Tower donde además encuentras el Rogers Centre y el Ripley’s Aquarium. Terminamos bebiendo cerveza y bailando con gente un poco loca (entre ellos un hombre con sombrero fabuloso) en el Steam Whistle Brewery para finalizar la noche con fuegos artificiales en la torre y la playa.

Este post va dedicado a Canadá porque hay razones para celebrar (aunque debo mencionar que mucho de lo que menciono es sólo en relación a Toronto):

  1. La multiculturalidad y el respeto: Es probablemente uno de los países donde hay mayor respeto y amor por todas las razas, religiones y estilos. Acá la palabra “tolerancia” sencillamente no existe porque nadie “tolera” al otro. Se quieren y punto. Es la principal razón por la que me encanta este país, vas en el bus o en el Subway y es como estar en Babel. Eso es de lo más cool.
  2. Sory: No por nada los molestan con el “sory” y es que hasta a una se le pega. Yo soy de la clase de personas que pelean por la vida, en Santiago vivía peleando con todos, acá no es necesario y hasta he pedido disculpas (“sory!”) porque sí.
  3. La preocupación por el medio ambiente: Son tan preocupados que nadie roba los basureros del otro. Cada casa tiene basurero de reciclaje, otro para compost (materia orgánica) y uno más para basurero. Además, hay 303,571 km² de sólo parque nacional. Y cientos de tiendas de consumo responsable y ferias de comercio justo.
  4. Son Amistosos: He terminado conversando en paraderos de buses, tiendas y supermercados con canadienses que tienen, además, otras nacionalidades (canadienses-checos, canadienses-italianos, canadienses-colombianos, canadienses-chilenos, canadienses-brasileros, canadienses-koreanos, canadienses-indios, canadienses-griegos… you name it).
  5. No roban: Puedo andar con la mochila colgada de mi espalda sin preocuparme de que me vayan a abrir alguno de los bolsillos para sacarme algo.
  6. Canada’s Wonderland ♥
  7. Los perros y los gatos son muy felices: muchas tiendas y restoranes no tienen ni un problema en que entres con tu mascota. Es más, creo que en ninguna he visto que le pidan al dueño que salga con su perro o su gato porque no se aceptan.
  8. Alanis Morrisette, Keanu Reeves, Bryan Adams, Neil Young, Cobie Smulders , Céline Dion, Leonard Cohen, Ellen Page, Steppenwolf, Sarah Mclachlan, Lighthouse, Joni Mitchell, Heart… ¡Y la lista sigue!
  9. El Primer Ministro Justin Trudeau es de lo más cool.
  10. Es el paraíso para los vegetarianos y veganos: A mi me ha facilitado las cosas poder ir a cualquier parte con mis amigos porque, donde sea que vayamos, hay opciones vegetarianas para mi.
  11. El transporte público funciona: salvo en determinados casos e incluso así puedes ver los horarios de los buses en alguna página web como la del TTC (el transporte público de Toronto ciudad).
  12. Hay muchos panoramas todo el tiempo. Imposible aburrirse.
  13. Gracias a la multiculturalidad, se celebran festividades de todas las partes del mundo, lo que enriquece culturalmente a cualquier ser humano.
  14. La política de apertura con los refugiados.
  15. El amor al café: Se me llegó a pegar la manía de andar con un mug de café en el bus y el metro. Y, nuevamente, gracias a la multiculturalidad puedes conseguir excelente café colombiano y etíope.
  16. Y, cómo no mencionarlo: su primero ministro, Justin Trudeau, que roba la atención en todo el mundo no sólo porque es guapo sino porque además es extremo carismático, amante de los animales, pro-todo, surfista, cuida al planeta, se une a las causas justas en todo el mundo y ayuda a los inmigrantes a venir al país. Eso es lindo. Muy lindo.

Podría continuar con la lista pero prefiero continuar escuchando mi soundtrack de oldies y guardar espacio para nuevas entradas. ¿Alguno tiene algo que agregar? ¿Qué te gusta de tu país? ¡Anímate a escribirlo en los comentarios!

Con “Things can only get better” de Howard Jones, los leo próximamente.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s