Descubrimiento simpático: el helado de matcha

La última semana que estuvo la Sofi en Toronto (semana de mi cumpleaños para ser más exacta) llegó mi amigo Justin a quien conocí en Sudáfrica en diciembre de 2009, a pocos días del año nuevo 2010. Nuestro primer encuentro lo recuerdo en colores azules (tengo la sensación de que todo en la pieza que compartíamos con otros 10 viajeros era azul) y él me recuerda como la chilena loca que le corrigió lo de “soy Americano”. Nuestra primera conversación fue algo así:

Yo: ¡Hola! Soy Francisca. ¿Y tú?
Justin: ¡Hola! ¡Soy Justin!
Yo: ¿De dónde eres, Justin?
Justin: De América.
Yo: ¿En serio? Yo también (por supuesto sabía hacia dónde iba la conversación y, por supuesto, la dirigí hacia donde quería dirigirla).
Justin: ¿En serio? ¿Cuál estado?
Yo: (Ah! got ya!) Bueno, no es un Estado, es un país y se llama Chile. También es de América, ¿sabías? América es bien grande… ¡A ustedes los gringos no les enseñan nada en el colegio!

Y reímos. Hasta el día de hoy nos reímos mucho de ese primer encuentro y él nunca más volvió a decir que era de América sino que de Estados Unidos.

Hoy día Justin vive en Japón desde hace 8 años entonces podríamos decir que es medio japo, así que cuando llegó a Toronto para pegarnos una visita aprovechando que andaba en el norte del Globo Terráqueo visitando a la familia, traía una lista de lugares para ir a comer comida de la región en la que actualmente reside. Y debo decir que el descubrimiento del helado de matcha fue lo mejor de ese paseo. Ahora bien, les advierto a los NO amantes del té (cualquier té) que este helado puede parecerles incluso abominable porque su base principal es el té verde, por lo tanto, obviamente, tiene mucho sabor a la plantita milenaria que algunos tanto amamos ♥. Lo interesante es que en el lugar al que fuimos podía elegir algunas variedades, yo me pedí una con arroz integral crispy en el fondo y unos dulces japoneses de contextura gomosa que me encantaron y que ya había probado en un Dim Sum en Chicago.

Una de las cosas interesantes de viajar es conocer la cultura a través de los sabores. Y Toronto suda diversidad cultural así que ¡era de esperarse!

Escuchando al rey el pop en “Remember the time“, me despido para ver su video tan noventas del que se desprenden hermosos “efectos espaciales”. See you later!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s