Mis 9 ciudades favoritas (hasta ahora…)

Hace algunas semanas me llamó por teléfono mi amigo Justin que estaba viviendo en Tokyo hasta ese día: el fin de semana se cambiaría a Osaka. Todo esto me lo comentaba mientras caminaba por su barrio por una última vez y me lo describía con lujo de detalle, por qué le gustaba tanto y por qué creía que no era un lugar turístico a pesar de lo ondero. A propósito de esa conversación terminamos preguntándonos cuáles son nuestras ciudades favoritas en el mundo (hasta el momento) y por qué.

No lo había pensado hasta ahora y medité acerca de cuáles características debía tener una ciudad para que la considere una de mis “Top Nine”. Por lo general, una ciudad cae en esa categoría cuando: 1. la vibra de la gente me acomoda; 2. Es fácil de recorrer a pie; 3. Respiras arte en el más amplio sentido de la palabra (música, artes escénicas, arte urbano, etcétera); 4. La cocina; y 5. No me cuesta trabajo recordarla.

Obviamente las prioridades van cambiando dependiendo de los gustos de cada uno e incluso de la edad porque hace 10 años atrás probablemente mis elecciones hubiesen sido otras.

Sin más preludio y blabla, acá van mis Top 9 (no es un orden de la más favorita a la menos favorita):

1. Toronto

Lo que más me gusta de Toronto son los mismos canadienses, ¡grandes personas! ¡Mis favoritas en todo el mundo mundial! Son simpáticos, relajados, bromean hasta en el transporte público, se ríen de ellos mismos y disfrutan de la buena vida sin vergüenza alguna, siempre sonríen y son curiosos. Celebran todas las fiestas nacionales de todos los países porque se saben y se enorgullecen de ser un país multicultural. Además, es una ciudad muy fácil de recorrer a pie gracias al transporte público, no importa que estés en un suburbio porque llegas a cualquier parte en metro, streetcar o bus. Por último, no importa la época del año ni la temperatura porque SIEMPRE hay algo para hacer, hay mucha arte, cultura, entretención indoor y outdoor. Además, al ser el hogar de personas de tantas nacionalidades, los sabores se superponen unos con otros haciendo de su cocina algo súper especial. ¿Y saben por qué más es una ciudad que llevo en mi corazón? Por haberme acogido por casi un año completo. ♥♥♥

2. Paris

A pesar de estar solo un día, la capital francesa tiene todo lo que me gusta: está bañada en arte e historia, tiene uno de los sistemas de metro más complejos y completos del mundo por lo que se hace muy fácil de recorrer y la comida es stupéfiant. Sobre los franceses no tengo mucho que decir porque no interactué mucho con ellos pero he conocido franceses viajeros y no he tenido ningún problema (a pesar de lo que muchos digan, que no son muy simpáticos, no me parece que sea tan así).
Nota aparte: Estoy haciendo el intento de aprender francés porque me parece un idioma de lo más cool y bonito.

3. Montreal

Desde mi punto de vista es como un pequeño Paris en el centro de la ciudad, y en los suburbios, una mezcla entre una ciudad francesa y una canadiense. Al igual que Toronto, tiene buen transporte público y es fácil de recorrer a pie pero lo que más rescato de Montreal es el apoyo que se da a las artes (sin ir más lejos, aquí nació el Cirque du Soleil). En cuanto a la comida, hay una alta influencia de los franceses así que ya se imaginarán cómo es y acá nació el famoso poutine (le recomiendo ir con estómago vacío si quiere probarlo, es una mini bomba).

4. Buenos Aires

No puedo dejar de lado una capital Sudamericana a la que he viajado al menos 4 veces en mi vida porque sencillamente me encanta y desde Santiago siempre salen ofertas de vuelos. ¿Por qué me encanta? Porque es imposible aburrirse, ¡hay tanto para hacer y conocer! Primero, el teatro: todos los días hay funciones. Segundo, los barrios y la bohemia en San Telmo, Caminito, Palermo, Puerto Maderos, entre otros. Tercero, su cocina tiene una alta influencia italiana así que probablemente acá encuentras las mejores pizzas y pastas del continente. Además puedes llegar a casi todos lados en subte (metro) lo que la hace una ciudad súper fácil de recorrer. Y por último, los argentinos son muy simpáticos y excelentes conversadores así que no te pierdas la oportunidad de interactuar con alguno porque tienen mucho que decir.

5. Cuzco

He estado en Cuzco 2 veces en mi vida: la primera vez tenía unos 21 años, andaba con muy poco dinero y no pude ir a Machu Picchu pero me dediqué a pasear y pasarla bien. La segunda vez fue a los 27 años a pocos meses de volver de África y en esta última ocasión sí pude ir a la increíble ciudad sagrada de los Incas. Si bien ambas experiencias fueron totalmente diferentes, recuerdo que en las dos ocasiones me fascinó desde el primer momento. Primero por su arquitectura y sus colores: aún se conservan las edificaciones coloniales y los colores tierra. Y segundo, porque los peruanos son muy amables y si bien te intentan vender sus productos, no se pasan de la raya y no son tan acosadores como en otros países. Por último, la cocina peruana es de primer nivel.

6. Mombasa

Imposible dejar de lado alguna ciudad de uno de mis países favoritos en el mundo, Kenia. ¿Por qué me gusta tanto Mombasa? Por sus playas, tienes varios kilómetros de costa casi virgen, hay playas desiertas de las que puedes disfrutar completamente sola (o en compañía de amigas y amigos o pareja), aguas turquesas y arena blanca. Además, al ser ciudad puerto tiene influencia de varias cocinas a nivel mundial, sobre todo traídas de Medio Oriente e India.

7. Rishikesh

Una de las pocas ciudades que realmente disfruté estando en India fue Rishiskesh. Primero, porque la vibra de las personas es de mucho relajo y conexión con uno mismo y con los demás (es la capital mundial del yoga). La enorme cantidad de colores abre tus sentidos, los templos, las canciones, el sonido del Ganges. Me quedo sobre todo con la increíble cocina que, incluso para los carnívoros, puede resultar altamente deliciosa (porque es completamente vegetariana).

8. Jerusalem

Probablemente lo más lindo de la ciudad israelita es su historia. Estar en lo que se llama “Tierra Santa”, aunque no profeses ninguna religión, tiene mucha magia y por eso está en mi Top 9 de ciudades favoritas en el mundo. Además de ser muy ordenada (para una que es TOC, es de lo más bonito) y limpia, todas las edificaciones siguen un estilo muy parecido para que todo rime con la ciudad amurallada (que es la ciudad antigua). Es un poco cara si la comparo con otras ciudades y, por esa razón, mi dieta se redujo a Falafels al desayuno, almuerzo y cena pero disfruté cada uno de ellos porque hacen los mejores falafels que he probado en todos mis viajes.

9. El Cairo

Cairo es puro caos pero de ese que te despierta todos los sentidos: los olores de la comida proveniente de la cocina egipcia, el olor de la Hooka y el humo, el olor del Nilo, de las alfombras, del té de menta. Perderse en las calles del Cairo puede resultar excitante pero al mismo tiempo aterrador y, sin embargo, siempre encuentras el camino a casa.

Mención honrosa a Auckland en donde he estado viviendo por más de tres meses. Si bien es una ciudad difícil de recorrer si no tienes auto, hay mucho por ver así que seguro entra en mi lista de favoritas dentro de este año. Ya les contaré más adelante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s