Mi primera experiencia en Meetup

Antes de que leas este post, quiero aclarar que nadie me pagó por escribirlo. Es opinión pura, al igual que todos mis post: sin fines de lucro. 

Llevo cuatro meses viviendo en Auckland y, si bien soy una persona bastante sociable y extrovertida, me había costado trabajo conocer muchos kiwis porque todavía no encontraba el modo de hacerlo. Por lo general cuando viajo, la tendencia es conocer personas que están un poco en la misma vereda: viajeros o jóvenes con la Working Holiday (en Kenia fue diferente porque viví con kenianos). Entre latinos se tiende a cerrar un poco el círculo, sin embargo, no ha sido mi caso porque comparto casa con personas de Gran Bretaña (Inglaterra y Gales) además de unos chilenos (que llegaron a la casa por mi, a través de una publicación que hice en un grupo de Facebook).

El caso es que decidí lanzarme a los leones para conocer más kiwis y me metí en una aplicación que se llama Meetup. Para los que no conocen la app, básicamente es una especie de calendario en el que te unes a diferentes comunidades con las que compartes intereses y se juntan periódicamente. Ellos lo describen de este modo: “Meetup reúne a las personas para crear comunidades prósperas”.

Primero, te apuntas en la ciudad en la que te encuentras y, segundo, los intereses. Obviamente cuando recién me inscribí no entendía bien de qué se trataba así que indiqué unos 25 intereses (es que me gustan muchas cosas) y me uní a unos 15 grupos que existían en torno a esos intereses. Error número uno: imposible ir a todas las reuniones de los 15 grupos, así que al cabo de 3 días en los que recibía notificaciones a cada hora sobre las distintas reuniones, empecé a acotar y terminé en 4 grupos.

Todavía no he ido a todos porque no siempre se juntan pero ya tuve mi primera experiencia en uno. Se trataba de un Taller de Escritura y decidí entrar porque quiero mejorar mis habilidades en escritura en inglés ya que, si bien mi inglés se considera como avanzado, no me sale tan orgánico escribir un cuento o artículo en ese idioma porque no es mi lengua madre.

Lamentablemente no era lo que esperaba. No digo que todos los meetups sean iguales y seguro cambiaré mi opinión en cuanto me una al siguiente (que es este jueves), sin embargo, mi primer propósito -antes que ponerme a escribir bonito en inglés- era conocer personas conversadoras, con sentido del humor, con historias e interesados en conocer a más personas, y este no era un grupo adecuado para dicho propósito. Problema número uno: los integrantes de dicho grupo, en su mayoría kiwis, estaban interesados recibir feedback sobre sus novelas/escritos, no en conocer gente, y es totalmente válido, al fin y al cabo es un “Writing Workshop”. Problema número dos: llegué a leer las continuaciones de sus novelas, por lo tanto, no entendía mucho de qué se trataban porque no había podido leer capítulos anteriores. Y problema número tres – a esto le di vueltas poco tiempo después- es que a veces para dar retroalimentación con respecto a un trabajo literario tienes que entender un poco del medio porque, de lo contrario, puedes estar dando los peores consejos sin darte cuenta y los integrantes del grupo, en su mayoría, son más bien aficionados.

Mi siguiente grupo escogido con pinzas se llama “Coffee and conversation” y su principal objetivo tiene directa relación con el mío: conocer gente tanto de Nueva Zelanda como de otros países, compartir nuestra cultura y conversar en torno a un tema que, en esta ocasión, será sobre películas.

Escuchando clásicos de Tchaikovsky, me despido hasta el próximo post.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s