Las ciudades menos favoritas y por qué

Primero que todo, esta lista esta sujeta a mi completa subjetividad. No es mi idea desacreditar algunos lugares, sin embargo, me parece importante ser honesta, sobre todo porque hay ciudades que, coincidiremos con varios, no son del todo amigables para el viajero como tú y como yo (no hablo de los turistas que compran paquetes de viaje y que, por lo mismo, tienen un guía que los saca de apuros como, por ejemplo, trasladarse de un lugar a otro).

Cuando hice esta lista, pensé en todos los países en los que he estado y, si bien hay muchas ciudades que nunca estarán dentro de mis favoritas, sí tenían ese “algo” por lo que jamás calificarían de “peores” (insisto, en mi más completa subjetividad).

Nota importante: no soy una persona difícil cuando se trata de elegir ciudades. Me adapto bastante bien a lugares completamente distintos a los que me crié y no necesito grandes lujos para tener una experiencia enriquecedora (los que me conocen, saben que vivo siempre a “bajo costo”).

Acá voy:

  1. Delhi: Estar en la capital de India ha sido una de las experiencias más feas que he tenido con respecto a viajes. Con una población de casi 19 millones y una de las ciudades más contaminadas del mundo, mi experiencia se reduce a caos, ruido, mucha polución – sin poder ver a más allá de 500 metros desde donde fuera que estuviese – y dolores estomacales porque dio la famosa “Delhi belly”.
  2. Lusaka: Otra capital, esta vez en Zambia. La única razón por la que estuve en Lusaka fue porque necesitaba comprar pasajes en tren para viajar a Dar es Salaam en Tanzania. La principal razón de porqué no me gustó: era muy gris, edificios grises, calles grises, y poca facilidad para caminar libremente (prácticamente no había veredas).
  3. Caracas: La capital de Venezuela es gris y se siente el caos, la amargura y el crimen. Tal vez poco ayuda que me hubiese quedado en una zona que no era del todo para el viajero (y fue hace varios años), pero al menos confirmó mi teoría de que no todo lo que brilla es oro.

Curiosamente lo que todas estas ciudades tenían en común fue la poca facilidad que existe para peatones de desplazarse en las ciudades. En uno de mis post, enumeré las principales razones por las que considero un determinado destino “bueno” y es la facilidad con la que los viajeros pueden desplazarse a pie (ya sea en transporte público que conecte con otros lugares o bien, veredas en todos lados).

Les dejo el post con mis favoritas ACÁ.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s