Camino de un trekking en Finlandia

Siete consejos para lidiar con un quiebre amoroso estando en el extranjero

Tener un quiebre amoroso es siempre difícil y, al menos para esta humilde escritora, los más difíciles han sido estando lejos de mi familia y amigos cercanos, cuando he estado viviendo en el extranjero.

Algunos hechos: he pasado por 3 quiebres amorosos viviendo en Nueva Zelanda. Dos muy fuertes, y uno que nunca debió ser. Acá te dejo siete consejos para lidiar con esos quiebres amorosos que, al menos a mí, me sirvieron y que agradezco eternamente haber llegado a estas conclusiones sola. Ahora, comparto estos aprendizajes contigo.

  1. Usa tus recursos
    Esto me lo dijo mi hermana cuando tuve que ser yo quien terminaría la relación. ¿Cuáles eran mis recursos? Todo aquello que tengas cerca o a mano. Tus amigos cercanos, tus compañeros de piso que pueden estar ahí cuando los necesites, los parques que tengas cerca para ir a caminar, y al final lo que sea a lo que puedas echar mano que esté cerca tuyo y que no te cueste.
  2. Aprende algo nuevo
    Este consejo me ha servido absolutamente para todo. Cuando necesitas lidiar con un quiebre amoroso, parte del proceso de sanación es reinventarse y la mejor forma de reinventarse es hacer eso que quieres hacer hace tiempo pero que no lo haces por falta de constancia o recursos. Hoy tienes Youtube donde puedes aprender lo que sea a través de video tutoriales, por ejemplo.
  3. Sé tu mejor amiga
    Este consejo me lo tuve que dar a mí misma cuando no lograba salir de una relación extremadamente tóxica. Si tú fueras tu mejor amiga, ¿qué te dirías? Escríbete una carta y, si es necesario, escríbele una carta al personaje en cuestión.
  4. Viaja sola
    Ya sabemos que de momento eso está complicado pero, si puedes incluso ir a un lugar relativamente cercano a tu casa, ayuda. Una caminata por la playa, hacer un trekking, conectarte con la naturaleza, todo eso ayuda.
  5. Medita
    Hacer una meditación de 5 minutos, concentrándote en tu respiración, te trae al presente. Lo mismo con yoga, si puedes hacer ambos, mejor todavía. No necesitas más de 15 minutos al día para ambas.
  6. Ejercita
    Lo he dicho un millón de veces y lo seguiré diciendo. Lo que me ha mantenido sana mental y físicamente en estos últimos años, pasando por quiebres amorosos que me han dejado bien destruida, ha sido el entrenamiento regular. Regular me refiero a prácticamente todos los días. A través del ejercicio con pesas y el cardio, canalizo rabia y pena.
  7. Socializa
    Los seres humanos somos seres sociales. Si puedes unirte a grupos de meetup, comedia, drama, danza, lo que sea que puedas hacer para conectar con nuevas personas, es un paso importante.

BONUS: Hace aproximadamente un año, necesité canalizar la rabia de alguna manera, así que estando en un lugar casi desierto en medio de los bosques, grité lo que necesitaba gritar a los 4 vientos. Fue muy terapeutico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s